Las Tablas de Daimiel5 min read

Publicado el
Las Tablas de Daimiel

Las Tablas de Daimiel

En nuestro recorrido por la geografía española, habíamos estado pasando por alto uno de los puntos más interesantes en cuanto a naturaleza y fauna salvaje se refiere, y ya tiene delito, porque encima nosotros somos de origen manchego, será por aquello de que uno siempre tiende a viajar antes a los lugares más alejados y a dejar para el final los propios, por aquello de: ¡Bueno! Como lo tenemos aquí al lado, ¡ya iremos! - pues ya hemos ido. Nos estamos refiriendo, como ya habéis podido adivinar, a Las Tablas de Daimiel. Situadas entre Daimiel y Villarubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real, Castilla-La Mancha, Las Tablas se forman gracias a las inundaciones estacionales del río Gigüela y el aporte de los afloramientos de agua subterránea del Guadiana (Los Ojos del Guadiana), que dan lugar a una superficie lagunar de no más de un metro de profundidad y unas 1800 Hectáreas (unos 3500 campos de fútbol, campo arriba, campo abajo, para los fans de las comparaciones con campos de fútbol y portaaviones (en portaaviones no lo he calculado aún)) durante todo el año. Estas curiosas "tablas fluviales", que de ahí el nombre, suponen la mayor riqueza faunística del centro de la península, por ello la importancia de su conservación. Son utilizadas por muy distintos tipos de aves: cigüeñas, somormujos, patos, garzas, águilas, etc.

Nuestra ruta

Como siempre, os contamos un poco cual fue nuestro plan y más tarde, os daremos un poco de información sobre otras actividades que hacer en el parque.

El día comenzaba en La Villa de don Fadrique, mi pueblo, y sin tener muy claro qué íbamos a hacer, se nos ocurrió la posibilidad de visitar Almagro, su plaza y el Corral de Comedias, aunque el tiempo se nos echaba un poco encima (era domingo y no madrugamos mucho), así que paramos en esta localidad ciudadrealeña solo para comer. Un manchego como yo, no podía dejar pasar la oportunidad de llenar el estómago con un buen vino y unos buenos duelos y quebrantos, plato típico compuesto de huevos revueltos con chorizo y tocino de cerdo, aunque el sitio nos defraudó, CARÍSIMO, vino peleón, pan blanducho... FUCK!! Con lo bien que se come en La Mancha, me fastidia mucho encontrar un sitio así, era el Restaurante Plaza Mayor, nada recomendable, FORBIDDEN, NO ENTRAR, VADE RETRO SATANÁS!!

De camino a Almagro habíamos pasado por Daimiel y se nos antojaba más interesante ver Las Tablas que esperar a que abrieran el Corral de Comedias, aunque por supuestísimo, es una visita imprescindible, pero preferíamos esperar a otro día y entrar para ver una obra (aquí os dejo la programación por si os animáis. Igual coincidimos).

Llegamos a Las Tablas sobre las 4 de la tarde, así que en realidad no nos quedaban muchas horas de luz para visitarlas, tened en cuenta que esto lo estoy escribiendo en noviembre. Aparcamos y nos decidimos a realizar una de las rutas señalizadas, escogimos, de entre las 3 que hay, la de La Isla del Pan, la intermedia en términos de duración (aquí los distintos itinerarios). La ruta de Isla del Pan es una de los más conocidas, compuesta en gran parte por pasarelas de madera sobre las lagunas.

Aquí nos tenéis, entre posando y haciendo el monger.

Es una ruta de una hora y media de duración aproximadamente, aunque como siempre os digo, si váis a hacer fotos, os pueden dar las mil. El parque no estaba muy transitado, así que pudimos disfrutarlo al máximo en las pocas horas que tuvimos. A lo largo del camino, podéis encontrar un par de casetas para la observación de aves, si os gusta la ornitología, os encantarán, y si no sois muy aficionados pero tenéis cuiosidad por la naturaleza y la fauna, os resultará una experiencia igualmente enriquecedora.

Dado que nuestra ruta fue un poco improvisada, no pudimos informarnos previamente de las distintas actividades que se pueden realizar en Las Tablas de Daimiel, pero mientras recavaba algo de información adicional para el post, me ha sorprendido ver que la oferta es bastante amplia, desde excursiones en 4x4 por el parque a buceo en el cercano entorno de las Lagunas de Ruidera, por poner un par de ejemplos. Podéis echarle un vistazo más detenidamente aquí, y navegando entre las pestañas de Visitas Guiadas y Actividades.

El paisaje

No solo la fauna tiene una especial relevancia dentro de Las Tablas, el paisaje supone sin duda su otro gran atractivo, llanuras de horizontes infinitos, lagunas como espejos, carrizos mecidos por el viento, tarayes retorcidos creando pequeños bosques bañados por la cálida luz del sol al atardecer con el constante gruír de grullas, garzas y el crotoreo de cigüeñas que resuena en todo el parque. Un auténtico espectáculo por el que sientes nostalgia instantes después del ocaso por no poder seguir disfrutándolo más tiempo.

Bonus Track

Me voy a acabar aficionando a los bonus tracks, pero en esta ocasión tiene plena justificación. No os he hablado antes de que, en Villacañas, justo al lado de mi pueblo, se encuentra otro pequeño humedal como la Laguna Larga. Somos muy afortunados de tener tan cerca estos lugares y muy desconsiderados al ponerlos en riesgo usándolos como escombreras. Por suerte, en La Mancha, hace unos años que nos dimos cuenta y pusimos remedio a estas atrocidades, os dejo un artículo de El Mundo, del 2013, donde amplíaban lo que os estoy contando y una foto que hicimos el mismo día, antes de visitar Daimiel, en la Laguna Larga. Y con esto me despido de vosotros, ¡hasta la próxima!

Laguna Larga, Villacañas
Flamencos en la Laguna Larga, Villacañas

Aprovechamos la coyuntura, para recordaros que algunas de las fotos con las que acompañamos nuestros posts, están disponibles a la venta en nuestra TIENDA ONLINE. En Villacañas hicimos alguna más de los flamencos, personalmente, a mi, esta me gusta mucho: La Mancha Flamenca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *