Ronda6 min read

Publicado el
Puente Nuevo, Ronda, PicPol

Ronda

Tras nuestra escapada a Ruidera, tomamos la carretera en dirección a Ronda, Málaga, uno de esos pueblos de los que habíamos visto cientos de fotos y que recomendaban en todos los blogs. Pues para no ser menos, os recomendamos viajar a Ronda.

Aunque sólo fuese por ver el impresionante Puente Nuevo de la ciudad que atraviesa el tajo rondeño, una garganta excavada al paso del río Guadalevín y que produce auténtico vértigo, o por recorrer sus típicas calles de fachadas encaladas y rejas prominentes, aunque sólo fuese por eso, ya merece la pena hacer una escapada a esta ciudad malagueña.

Pero en Ronda, el Puente Nuevo no lo es todo, y sus calles empedradas de paredes blancas y ventanas de cercos coloridos no serían nada de no ser por la paz y la tranquilidad que en este pueblo serrano se respira, de no ser por el trino de los canarios que acompaña al visitante a cada paso y de no ser por el aire puro de la sierra que purifica el alma y los pulmones de quienes llegan a esta población tan pintoresca.

Ronda es, sin lugar a dudas, un destino para relajarse y desconectar, y para ello, os recomendamos que dejéis las prisas y el estrés del trabajo en vuestra casa antes de salir y os perdáis por sus plazas, por sus calles llenas de naranjos, y que os dejéis caer en alguna de las terrazas de la Carrera de Espinel, la conocida como calle La Bola, o en alguna de sus calles aledañas. El Bar Maestro o Toro Tapas son dos buenas opciones para disfrutar de un buen vino de Ronda y unas buenas tapas.

La cultura árabe hace acto de presencia en los restos que se conservan en la parte baja de la ciudad. Los Baños Árabes se pueden visitar por 3'5€ por persona. Y si queréis disfrutar de una experiencia cercana a la que podría haber tenido lugar en estos baños, marcad en vuestra ruta una parada en el Spá Aguas de Ronda. Por un precio ajustadísimo (en su web podéis ver las tarifas), tendréis no sólo acceso al spá, sino masaje y cena para dos personas. Durante dos horas, puedes utilizar todas las instalaciones, desde chorros de agua fría a sauna, pasando por el baño de agua caliente al aire libre (NOTA: Si lo hacéis de noche, podréis ver las estrellas entre el vapor que emerge del agua mientras os quedáis completamente relajados).

Sé que, probablemente, estéis esperando a que os hable un poco del Puente Nuevo, vale, es lo más impresionante de Ronda, pero antes de asomarnos por sus barandas, echadle un ojo a estos dos miradores, uno de ellos con el peculiar nombre de Balcón del Coño, a ver si adivináis cuál de ellos es.

Creo que es fácil de adivinar, ¿verdad? Su situación proporciona unas vistas de la sierra incomparables. Asomaos con nosotros, y en seguida os hablo de otros miradores.

Vistas desde el Balcón del Coño, Ronda
Vistas desde el Balcón del Coño, Ronda

Venga, vamos a por el Puente Nuevo. La vista quizás más conocida, sea la que hay desde el punto al que lleva el estrecho camino que aparece en la imagen superior descendiendo por la ladera. Este camino se coge, con suerte, desde la Plaza de María Auxiliadora, y digo con suerte porque, irónicamente María no vino a auxiliarnos el día que quisimos ir a ver el puente, todo lo contrario, el camino estaba cerrado por obras y tuvimos que dar TODA la vuelta al pueblo, bajar y después volver a subir por un camino alternativo convenientemente creado a base del uso previo. Vaya, no penséis que hay camino para subir, hay un sendero entre la hierba y las piedras del monte. Pero obviamente, una vez allí, teníamos que hacerlo. Estas son las vistas.

Panorámica Puente Nuevo
Panorámica Puente Nuevo

Claro, no fue la única foto que hicimos, la de arriba es una panorámica de larga exposición (by the way, si queréis ver más fotos de larga exposición, no os olvidéis de echarle un vistazo a nuestra galería: aquí) Os enseñamos alguna más.

A estas alturas, posiblemente ya sabéis qué se ve desde el puente, porque necesariamente habréis pasado por él, pero no quiero dejar de enseñaros algunas fotos a quienes aún no lo hayáis hecho porque estéis pensando en ir, a quienes estáis leyendo el blog pero aún no conocéis Ronda. Allá van.

Y para ir acabando con Ronda, la alternativa a bajar hasta el punto desde donde tomamos las fotos anteriores, es ir al mirador de los Jardines de Cuenca. Este mirador está situado justo al otro lado del puente, se accede muy fácilmente callejeando por el centro de la ciudad y al atardecer puede ser una opción muy a tener en cuenta si no queréis pegaros la paliza de dar la vuelta al pueblo entero. Desde aquí hicimos la foto que ilustra el post y para mi, una de las más chulas que hicimos del Puente Nuevo.

Puente Nuevo, Ronda, PicPol
Puente Nuevo, Ronda, PicPol

Antes de continuar, os recordamos que podéis encontrar esta foto en nuestra TIENDA ONLINE. Os la enviaremos impresa en cartón pluma para que podáis decorar con el Puente Nuevo de Ronda cualquiera de las paredes de vuestro hogar. 😉

Acinipo

Acinipo podría ser nuestro bonus track de hoy. Encontramos este paraje por casualidad y nos pareció muy sorprendente. Se trata de un yacimiento arqueológico a pocos km de Ronda, al que se llega por una carretera sinuosa y cuya extensión llama la atención nada más llegar. Montículos de piedra de antiguas edificaciones salpican el monte, coronado por la imponente presencia de un antiguo teatro romano de finales del siglo I D.C. Al conjunto monumental se suman unas termas y la muralla, de la cual pueden observarse restos en superficie, aunque se ignora su altura. A la entrada se hallaron, además, restos pertenecientes a la edad del Cobre y del Bronce.

Es una visita que podéis hacer en una mañana y que merece totalmente la pena. Os dejo con unas fotos que hicimos allí.

Bye Bye amig@s!!! Os animo a dejar vuestros comentarios sobre el post abajo!! Nos vemos en el siguiente viaje!!

Un servidor y Laura saltando en Ronda
Un servidor y Laura saltando en Ronda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *