TERMÓPILAS Y SUNIÓN5 min read

Publicado el
Atardecer en Cabo Sunión

Paso de las Termópilas y Cabo Sunión

¿Nos echábais de menos? Tranquis, aún nos queda cuerda para rato. Habíamos dejamos nuestro roadtrip por Grecia en Meteora, y todavía teníamos un día entero para quemar los últimos cartuchos por el continente, antes de echarnos al mar a visitar algunas de las Islas Cícladas.

Despertamos en Meteora, donde realizamos la última de las visitas al Monasterio de Ypapanti, madrugamos, ya sabéis que a quien madruga... Y aproximadamente a las 11 de la mañana ya estábamos de camino al Paso de las Termópilas, para después dirigirnos a ver uno de los atardeceres más bellos de toda Grecia, en Cabo Sunión. Todo en el mismo día.

Desde Meteora, tenemos poco más de 2 horas hasta las famosas Termópilas. Y vale, habíamos leído ya que NO queda nada de lo que se ve en la peli de 300, el archiconocido estrecho paso de las Termópilas, que en su momento medía tan solo unos 12-15 metros de anchura, hoy tiene una extensión variable de unos 5 km, desde la montaña al mar, y que después de más de 2000 años, el suelo que pisaron los ejércitos de Leónidas y Jerjes, se encuentra bajo un manto de tierra de unos 14 metros de espesor. NADA QUE VER con lo que os podéis imaginar.

Pero da igual. A día de hoy, aún merece la pena visitar el sitio. Se pueden ver las Termópilas, fuentes termales que dan nombre a la zona. Huelen un poco a rayos, como a huevo podrido, y el agua que brota está realmente caliente. Aún así, hay quien se atreve a darse un bañito en pleno verano.

Se puede acceder fácilmente con el coche, aparcas justo al lado, y aunque al menos sea por la curiosidad, bien merece la pena hacer la parada.

Unos 300-400 metros más adelante, encontramos el otro de los puntos destacados en las Termópilas, la estatua de Leónidas, a cuyo pie, una inscripción reza (en griego): Moolon labé. O lo que viene siendo, "Venid a buscadlas", en referencia a la respuesta que pronunciase el rey espartano cuando Jerjes le requirió que entregasen las armas.

Estas cositas molan, porque, ya os digo, aunque hoy en día el paisaje es MUYYY DISTINTO, sabiendo cómo ha cambiado, os podéis hacer una idea de cómo fue entonces, y nunca es tarde para volver a ver la peli de 300, que aunque se flipan un poco, conserva muchos datos veraces, como por ejemplo, esta frase, pero también habla de que no solo fueron 300 los espartanos que se enfrentaron al inmenso ejército de Jerjes. Por el camino hacia las Termópilas, a los 300 de Leónidas se unen varios cientos de Arcadios, Tebanos, Tespios... Sumando un total de unos 7000 soldados, que aunque seguía siendo un número mucho menor al del ejército persa, no sólo eran 300. Años después de haber visto la peli, seguro que no recordábais esta parte, nosotros tampoco, así que, echadle un ojo otra vez.

Cabo Sunión

En cuestión de 1 hora y media, más o menos, se puede ver perfectamente esta zona, y como el camino hasta el Cabo Sunión desde Meteora es largo, es una parada 100% recomendable. Ahora llega el momento de continuar, nos quedan unas 3 horas para llegar, incluyendo una paradita para comer. Todo nuestro camino lo hacemos por autopista, así que muy atentos a los peajes, que tendréis varios. En total, solo en peajes, se nos van unos 20€ aproximadamente. Muy importante que llevéis algo de dinero en metálico, porque en algunos peajes no tendréis alternativa.

Llegamos a Sunión, y aparcamos al lado de la entrada. A lo lejos en la montaña ya podemos vislumbrar el impresionante Templo de Poseidón. Es importante llegar antes del atardecer, pues el horario de cierre depende de la puesta de sol. Unos minutos después empiezan a desalojar a todo el mundo. La entrada os cuesta 8€.

Como ya os habíamos dicho en otros posts sobre Grecia, el turismo de atardeceres está de moda (sí, obvio, nosotros también somos turistas del atardecer), así que os avisamos ya de que el cabo se peta, os decimos esto para que seais rápidos y cojáis buen sitio para la foto.

Ya véis... El mar Egeo, el sol poniéndose tras las islas y el Templo de Poseidón como protagonista indiscutible de esta estampa. Con esta maravilla pusimos punto y final a nuestra ruta por la Grecia continental.

Ya de noche, arrancamos el coche y nos encaminamos de nuevo al aeropuerto de Atenas. Esa noche sería una de las más largas de nuestra vida, pero os lo contaremos en nuestro próximo post sobre Santorini.

Como siempre, ya sabéis, os podéis hacer con alguna de nuestras fotos en nuestra TIENDA ONLINE y ayudarnos a seguir viajando y a contar nuestros viajes para todos los que nos seguís.

Ups! Un momento, no nos podíamos ir sin enseñaros al menos una de las impresionantes imágenes con las que nos despedíamos del cabo. Así nos decía adiós el día en Sunión. Ahora sí, hasta luego! O como se diría en griego: "Ta leme".

Atardecer en Cabo Sunión
Atardecer en Cabo Sunión

Una respuesta a “TERMÓPILAS Y SUNIÓN5 min read

  1. Everyone loves it when individuals come together
    and share ideas. Great blog, stick with it! I truly love your blog..

    Pleasant colors & theme. Did you make this website yourself?
    Please reply back as I’m looking to create my own personal website and want to find out
    where you got this from or what the theme is called.
    Thank you! Ahaa, its nice dialogue about this article
    at this place at this weblog, I have read all that, so now me also commenting at this place.

    http://car.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *